La amenaza oculta

Sobre el Calor y la fertilidad masculina 

El calor se encuentra entre las primeras razones de fertilidad reducida entre los hombres.
Las fuentes de calor hacia los testículos son diferentes – desde ropa interior ajustada a portátiles, alta temperatura corporal o simplemente particularidades anatómicas.
Todos estos factores pueden influir sobre la capacidad reproductiva del hombre.

Cómo afecta el calor a la fertilidad?

Los espermatozoides son pequeñas maquinitas ajustadas con presión para hacer bebés. Requieren de un entorno estricto, con una temperatura de 3 a 4 grados más baja que la del cuerpo.
Por esta razón, los testículos disponen de un músculo, llamado Cremaster, que tiene la función de mantener los testículos cerca del cuerpo cuando empiezan a tener demasiado frío, y de relajarse, para alejarlos del cuerpo, cuando empieza a “arder”.

Si los espermatozoides están expuestos a temperaturas altas, mueren. La exposición prolongada al calor puede afectar a los procesos de espermatogénesis, estimulando al organismo para que produzca menos espermatozoides, parte de los cuales pueden tener una forma inhabitual. Un espermograma puede mostrar la cantidad reducida de espermatozoides, así como su morfología anormal (a menudo acompañada de movilidad reducida).

Factores externos e internos para un entorno de temperatura aumentada:

Qué aumenta el calor a nuestro alrededor en el día a día? Literalmente todo.
Si empezamos a enumerar las fuentes externas, literalmente cada segundo un objeto de nuestro entorno habitual aparecerá en la lista.
- Horno
- Moto
- Bañera caliente
- Sauna
- Portátil
- Móvil
- Ropa ajustada…

Las fuentes fisiológicas y los motivos de temperatura aumentada del entorno de los testículos son menos, pero sin duda tienen su importancia.
          - Varicocele – dilatación de la vena del escroto
          - Criptoquirdismo – testículo no descendido
          - Obesidad (grasa escrotal)
          - Fiebre
Aquí tenéis algunos consejos que os pueden ayudar a incrementar vuestra fertilidad, manteniendo a los “chicos” al aire fresco y a los “soldados” preparados para el combate!
  1. Haced descansos: la exposición en pequeñas dosis al calor está bien, siempre y cuando os mováis un poco después. Si os gusta ver la tele, acurrucados bajo una manta calentita, trabajar con el portátil en el regazo, o relajaros en una bañera caliente, aseguraos pausas refrescantes.
  2. Si trabajáis en un entorno cálido, intentad beber más agua fría (en todo caso, siempre es necesario hidratarse). El top chef Gordon Ramsay ha descubierto que el tiempo que se pasa delante de los fogones ha afectado su fertilidad y está iniciando una campaña para la mejora de la seguridad favoreciendo la fertilidad de los cocineros.
  3. Tened cuidado con lo qué lleváis, comenzando por vuestra ropa interior. Aseguraos de que os sentís cómodos, para que los “chicos” puedan respirar.
  4. Lo mismo se refiere a los tejanos también. Y una vez más, si por vuestra actividad profesional estáis expuestos habitualmente a temperaturas altas, pensad en ropa protectora, que desvíe el calor.
  5. Estad tranquilos en verano, las investigaciones muestran que hay una reducción natural en la cantidad de espermatozoides debido a las temperaturas altas. Lanzarte a la piscina, pasar delante del aire acondicionado, o hasta la brisa puede ser de ayuda para mantener la capacidad reproductiva en altos niveles.
  6. Enfriar los testículos. Suena horrible, pero puede ser un método eficaz para reducir el calor en casos de fiebre o hasta antes del tratamiento de varicocele.
  7. Perder peso. Nunca os lo podríais imaginar, pero realmente el recalentamiento puede ocurrir por culpa de capas de grasa acumuladas en el escroto que funcionan como una manta sobre los testículos y aumentan la temperatura inadvertidamente. Por fortuna, cuando los hombres adelgazan, normalmente pierden grasa primero en zonas como los dedos, las muñecas y los pies (supongo que los testículos entran en esta lista), antes de empezar a adelgazar de la barriga, por ejemplo.
  8. Puede que haga falta perder bastante peso antes de notar la diferencia en la fertilidad.
  9. Visitar a un urólogo. Examinaos para averiguar si tenéis varicocele u otras anomalías fisiológicas que puedan contribuir al recalentamiento de los testículos. Las operaciones correctivas normalmente son unas intervenciones leves con un alto porcentaje de éxito.
Suerte!
fuente Sara Naab, dontcookyourballs.com